jueves, 6 de marzo de 2008

Vuelta a la realidad

Bueno, pues tras unos días de lujoso descanso, he vuelto a mi curro de enfermera hospitalaria en un Hospital Grande , que no es lo mismo que Gran Hospital (hacía tiempo que no lo decía, qué alivio soltarlo).
Allí ahora, pues casi todo el mundo anda con huelgas, protestas, mis funciones, tus funciones, mis normas, las tuyas; aparte de las bajas, crisis de ansiedad varias, etc; o al menos eso me ha parecido después de varios días desconectada de todo.
Me hizo gracia el otro día una de mis compañeras de fatiga, que anda también desconectada del mundanal ruido de allí. Dijo, en una de sus visitas :
- "Esto visto desde fuera parece un campo de batalla".
Me hizo un montón de gracia, porque lo más grave es que lo parecía.
Yo he tomado la precaución de no estresarme en directo y de intentar resolver los problemas que pueda resolver, sin casarme con nadie.
Que no vienen los celadores a por los pacientes, pues al jefe de los celadores; que el médico no viene a pasar sala porque o no ha llegado o andan de huelga, pues a la supervisión... que falta material, no hago chapuzas, y cosas de ese estilo.
Lo que no voy a quedarme de brazos cruzados mientras haya pacientes que necesiten algo que sea solucionable.
UY, peligro, el estresss OMMMMM OMMMMMMM,

Relax, serenidad y una sonrisa. Nuestros pacientes lo agradecerán

4 comentarios:

Maria Jose dijo...

hola Pase a visitarte :) te dejo un abrazo y espero que hoy sea un dia Feliz para Ti...

Yo soy muy feliz y de vez en cuando no esta nada mal compartirlo con alguien como tu...

Mariajose

Javi dijo...

Hola!!!!

Pues a mi me ha molado el chiste del hospital grande, será que soy de risa floja o de mente simple, sea lo que sea a mi me ha hecho gracia :)

Un abrazo

-javi-

romudea dijo...

Maria Jose : también encantada de saludarte, que hacía algun tiempo que no nos visitabamos mutuamente.

Javi: te conviene visitar mi primer post para entender la diferencia entre Hospital grande y Gran Hospital, un poco filosofica, pero mejor tomarselo a risa, pozi.

alcazabilla dijo...

Estimad@s todos, yo fuí quien dije "esto visto dsde fuera parece un campo de batalla". En ese momento me refía al estado de desorden de la sala donde trabajamos y al aspecto de agotamiento que tenían mis compañeros. Lo que yo no me podía imaginar,es que verdaderamente se trate de campo de batalla donde se desenvuelve una guerra muy muy sucia.
Hace unos días, me hicieron la entrevista de evaluación de desempeño profesional (EDP). Gran sorpresa la mía, cuando en el trascurso de la entrevista mi supervis@r comienza a criticarme,sin escrúpulos , a todos mis compañeros independientemente de la categoría profesional. Además de sus propias críticas añadía con nombres y apellidos lo que los compañeros iban diciendo de unos y de otros.
Por mi cabezan iban pasando los metanálisis, revisiones sistemáticas y demás recursos basados en la evidencia sobre las intervenciones más eficaces para cohesionar un equipo de trabajo. Lasque utiliza mi jef@ " poner verde a su personal" , " actuar de correveydile " no figuraban entre las más eficaces. Debe ser que el grado de recomendación de las mismas pertenezca a "opiniones de experto". Es posible, que sus colegas supervisores, le hayan dicho que si quiere permanecer mucho tiempo en su puesto la mejor estrategia es "divide y vencerás".
Yo, con gran esfuerzo intentaba reconducir la conversación al objetivo primario de la misma, la EDP. Pero como todo es susceptible de empeorar, la entrevista empeoró. Sacó un papel donde tenía anotado no sé que cosa y me pregunto: dime con quien de tus compañeros ( todas las categorías) quieres trabajar y con cuáles no. "Estoy haciendo un experimento y los voy anotando en esta hoja". ¿Quééééééééééééééééééééééeé´?
Otra nueva estrategia para cohesionar equipos de trabajo?
En ese momento no pude sentir ni rabia, ni enojo, ni fustración... sólo sentía una pena tremenda, tenía una ganas horrorosas de echarme a llorar y así lo hice 6 horas despúes en la soledad de mi casa.
Por motivos que no voy a entrar a valorar, con creces yo misma fuí la peor parada. Se me acusó de cosas fortísimas sin argumento ni prueba algunos. Claro, eso en pro de los principios de un estado de derecho : Todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. No hay que demostrar que uno es inocente, el acusador debe demostrar que eres culpable.
Para terminar, decir que no sé en qué terminos se desarrollaron las entrevista con el resto de mis compañeros pero intuyo que no fueron muy diferentes a la mía.
Seguiré en mi empeño de buscar evidencias sobre " divide y vencerás " y " a río revuelto ganancias de pescadores" como intervenciones de eficacia demostrada en la cohesión de equipos.
Perdonad que haya sido tan extensa. Yo no tengo blog y necesitaba urgentísimamente sacar esto de mí.
Saludos a tod@s.