lunes, 24 de marzo de 2008

Lunes de resaca


Bueno, ya acabó la Semana Santa, ya comenzaron de nuevo las clases, las tiendas abiertas mañana y tarde, el tráfico del lunes por la mañana, los madrugones ....
No es que lo echara de menos, pero tampoco lo echaba de más.
Lunes, me desperté bien, es decir, bien cansada, pues ando con media astenia primaveral "que se me quita y se me pone", como dice la gente por aquí, pero nada que no pueda solucionarse con un paseo o un pelotazo de paracetamol + codeína.
El tráfico, regular esta mañana, muchos coches, pero tampoco para estresarse (no suelo estresarme de todas formas con el trafico).
En el Hospital, sí, como si hubiese estado cerrado toda la Semana Santa, ya se veía gente esperando en las consultas, los visitadores con sus maletines preguntando por el Don o la Doña de turno, l@s jef@s por allí y por allá algo desconectados, pues no aparecían desde el miércoles como poco..
Los pacientes, pues los mismos, sea lunes, sea Semana Santa o sea San Agapito, tienen que venir a su diálisis, y las enfermeras que los dializamos, pues también.
Hoy ha habido algunos incidentes, fiebres, problemas con las ambulancias, con los celadores, falta de material, lo de siempre.
Hemos estado toda la mañana sin parar, parecía lunes (creo que lo era y todo), pero más o menos bien.
Lo he asemejado con la vuelta al cole de los peques, pues a veces comparo la sala con una clase con unos pocos maestros y unos pocos alumnos.
Se parecía hoy a eso: uno venía malito, otro más cansado que de costumbre, otro con fiebre, otro no quería estar allí. Hasta las mamis en la puerta.
Como buenas profesionales, pues hemos hecho lo que se hace en estos casos, sentarlos a todos en circulo y contarles un cuento para que el tiempo pase sin que les pese mucho, y mañana será otro día. Eso, hablando en términos de una sala de diálisis, como es imposible, pues es ir atendiendo a unos y a otros, echar el ratito de charla, preguntarles por el fin de semana, cómo ha ido, y poco más. A veces, una pequeña conversación sobre sus cosas cotidianas es buena terapia en estos casos, y además nos proporciona información importante sobre sus hábitos, su familia, sus sentimientos , entre otros.
Eso sí, y como siempre digo, acompañado por una buena sonrisa, que nos ayuda a todos.

6 comentarios:

Miguelo dijo...

para resaca los domingos

La enfermera mas dicharachera dijo...

Tu haces eso... pero ¿quien se lleva la gloria? El nefrologo/urólogo. ¿No te indigna un poco?
A mi la gloria me da igual... pero con las faltas de respeto no puedo.
Jo... enfermera de dialisis... miedito me da a mi que me manden ahi... Y con lo mal que se portan las titulares con las sustitutas aqui (según tengo entendido)... pues... madre mia.
Yo me quedo con mi Primaria!!

Elena dijo...

Los peor de la resaca del lunes post semana santa(sobre todo si como yo no has ni olido las vacaciones) son los excesos que comprensiblemente (jurare que no he dicho eso) comenten nuestros pacientes de dialisis.total, que es una dia de calambres, mareos, se llevan peso ("no me pases suero aunque me muera")...son dias para armarse de paciencia y "piedad".

romudea dijo...

Miguelo: pues depende de lo que hayas bebido, yo tuve la comilona despedida de semana santa el domingo, y el lunes, resaca.
Compi: la gloria, en estos casos, es lo que menos me importa, y tranqui, eso del trato es mas leyenda urbana que otra cosa.
Elena: pues sí, ayer y hoy es San "me voy por encima de mi peso", y más si te has pasao con el bacalao en semana santa, como uno de los míos hoy, que le he dicho que la proxima vez traiga los garbanzos con bacalao para las enfermeras.

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

resaca...hace tanto que no puedo saber que es eso..claro, es lo que tienen las suplencias, que te pasas los días trabajando y no tienes vida social, y cuando la tienes es tranquilita pq a las pocas horas vuelves a currar...jajaja!

Sr Mussol dijo...

Siempre me ha parecido envidiable el trabajo que haceis, si además lo haceis tal y como decis (va por NUria y a ella la conozco) uno se siente seguro cada vez que entra en uno de esos edificos, así pues a pesar de las resacas del lunes ( a veces ser catalan y no dedicarme a la medicina ni a nada parecido tiene sus ventajas) felicidades y gracias por el trabajo que haceis ( y de paso por el comentario en el blog) un afectuoso saludo