miércoles, 30 de abril de 2008

No te metas pa lo jondo...

Pues como es vísperas de puente y estamos solo a miércoles, me iré un ratito a la playa a ver si me relajo de la dura jornada de curro.
Hace un calor de mil demonios, no sé a cuantos grados estamos, pero la sensación térmica es de "caló malísima", así que cogeré la toalla, el libro gordo de Ken Follet (Petete pasó a la historia) y algo de música y me tiraré toda la tarde allí relajada pensando en mis cosas o simplemente no pensando.
Bueno, esto es una planificación de una tarde en condiciones para mí. La realidad es otra.
Estamos a vísperas de puente, eso sí. Eso quiere decir que ya la gente se va amontonando en la playa, ya hace calor para preparar los bocatas, la nevera , la sombrilla, los niños, la suegra, la baraja de cartas, la mijita de café en el termo, el bizcocho que hizo la cuñá pa comerlo hoy to la gente junta, porque no saben ná la una de la otra desde hace una semana, y como los maríos están trabajando hasta tarde y la Pepi se acaba de sacar el carné de conducir, pues cogen el coche y les dan un bañito a los niños, que ya está una harta de la casa.
Pero se amontonan allí en cuanto termine la novela, esa que está tan bonita, la que pusieron después que acabó la de la fea, esa, esa misma.
Y a ver si hoy los niños se portan bien y no se pelean, porque si no, pincho la pelota y ya no se juega más.
Y allí quedo yo en medio de cinco o seis partidas de cartas, repartos de café del termo de la Mari Pepi, la niña que tiene hambre y que no quiere tener los pies llenos de arena porque es muy escrupulosa, la abuela, "mama ponte el gorro bien que aunque estés en la sombra te quemas igual" y se ve a la abuela hojeando el 10 minutos con cara de "¿que hora será ? ¿queda mucho todavía de estar aquí?¿Donde estarán los baños en esta playa?, porque es que no aguanto más, que me he tomado esta mañana el Seguril"
Y ahora empieza la pelea de los niños, cuando están arrugaos de tanta agua. Que si la pelota es tuya, que si no la tires más padentro, que se me ha mojao el gorro, que si dame mi cacho de toalla...
Y yo sigo enmedio de toda esta gente, y en vez de agobiarme, me da por observar y pasarmelo pipa, si no, no estaría escribiendo esto ahora mismo.
Y me viene a la mente la canción de marras, sí , esa que estáis pensando los que la habéis oido, y me digo para mis adentros:
"Pues qué narices, que todos hemos sido Yonatan alguna vez en nuestra vida", y cojo el libro, lo cierro y me meto pa lo jondo, porque yo sí que se nadar.
¡Viva la playa!


8 comentarios:

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

que gracia me hizo esta canción cuando la escuché...me di un panzón a reír!!

Fini dijo...

Pásalo muy bien, yo no tengo puente ... Saludos

Dashina dijo...

Como ha ido el puente?? Espero que lo pasaste bien!!

Besos

PENSADORA dijo...

Jejeej! buenísimos! no la había oído no.
Muy bueno el post, por cierto, lamentables esas tardes de playa, pero divertidas a la vez si lo haces de manera inteligente como tú.
Yo suelo buscarme calitas recónditas de las de andar hora y media para llegar... Yo y mis rarezas.

Javi dijo...

Hola!!!
Que tal el puente??, lo pasaste bien en la playa?
Dios vaya tela de canción..., cuando la escuché me estuve partiendo yo solo toda la noche...
un beso!!
-javi-

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

Pasaba para darte las gracias por ayudar con tu voto a que gane mi hermana!! sólo quedan tres días para seguir votando...abuso de la confianza para pedirte que sigas apoyándola a ver si tiene suerte.... MUCHAS GRACIAS de su parte!

εїз Иú®iĂ εїз dijo...

gracias por el apoyo en el concurso que participa mi hermana, pero se ha cometido una injusticia y la han echado del concurso...ruego tu ayuda en mi protesta ya que no había bases que prohibieran la publicidad.... más información en mi blog!

romudea dijo...

Nuria: pues ya dejé como sabrás los comentarios al respecto.
Fini: hoy jueves acabo de terminar mi minipuente fuera de fecha, claro.
dashina: no hace falta puente para sarlo bien.
Pensadora: yo es que me rio hasta de mi sombra.
Jai: la cancion me la enseñó mi hijo y es para partirse, sí(es la ventaja de tener adolescentes en casa, descubres cosas que te partes de risa)