lunes, 15 de octubre de 2007

ESE RIESGO LLAMADO VANIDAD

Hoy me dirijo a quien me lea para pensar un poquito en el titulo de la entrada, Vanidad.
Cuando ante todo pones la vanidad, pierdes la noción del deber, de lo que está bien y mal, de lo que es urgente y de lo que es menos urgente.
Hace pocos días me ocurrió un caso, no muy diferente de los que suelen ocurrir en este hospital grande donde estoy trabajando, con tantos Dones y Doñas.
Nos llaman a la unidad para comunicarnos que sube un paciente. Nos llama el medico que estaba de guardia. Sábado : 8:30 AM
Protocolo de situación de urgencia: tener todo preparado para atender al paciente en cuanto llegue.
Tiempo de preparación : 10 minutos desde que el medico nos llamó.
¿Cuando va a venir el paciente? tenemos todo preparado y sólo esperamos que llegue.
Nos dicen desde urgencias que no tenían la orden medica.
Llamamos al medico _ por cierto, era otro que acababa de cambiar la guardia .
Se oían de fondo unos cuchicheos: oye, que me dicen que el paciente que iba a subir no puede subir, porque no sé que ha pasado.
Nuevos cuchicheos de fondo: pues di les que les digan que he dicho que el paciente debe subir.
_ Oye, llama a urgencias y diles que lo suban _ me ordena el medico.

Como mi vanidad para estos casos la guardo en un cajon y como lo más importante era que por fin subiera el paciente, llamé a urgencias.

_ Mira, que me ha dicho el medico de mi unidad que suba el paciente.
_ Yo no tengo la orden, así que no me atrevo a mandartelo. Voy a localizar a alguien de por aquí a ver qué dicen .
_ Ok, yo también localizaré de nuevo al medico para que os dé la orden para que este señor suba de una vez.
Nada,me he psopuesto no sacar mi vanidad del cajón hasta no acabar el turno por lo menos, por el bien de todos.
Llamo de nuevo al medico de mi Unidad.
_ Me dicen en urgnecias que no tienen la orden para que este paciente suba. ¿Podría llamar de nuevo? Me parece que ha habido un malentendido.
_ Lo siento, pero he llamado hace un rato y no pienso volver a hacerlo.
_ Pero ..... supongamos que es un malentendido , este paciente está todavía en urgencias...
_ Lo siento, ya he llamado, y debe subir.
Aquí ya me comienzo a cabrear, me pongo en el lugar del paciente, sin saber nada de esta absurda conversacion telefonica, en urgencias, en una camilla, sin saber si sube , si se queda alli, si le dan el alta...
_ Pues algo habrá que hacer, de momento, yo lo dejaré escrito por si ocurre algo, y, por supuesto, haré todo lo que esté en mi mano para que suba este paciente lo antes posible.
Benditas palabras magicas : dejar escrito algo, Uf! Es como lo de "que conste en acta".
A los diez minutos, el paciente estaba por fin con nosotros recibiendo su tratamiento, eso sí, a las 10 y media de la mañana.
Maldita vanidad. Pensadlo un poco.

1 comentario:

alcazabilla dijo...

Estimad@ comañer@, no sé nada de tí como persona pero al menos sé que trabajas en un hospital grande.
Yo también trabajo en un hospital y te puedo asegurar que mi realidad no se asemeja en nada a la tuya. Eso va a ser porque yo trabajo en gran hospital, de los que habla la literatura como hospitales magnéticos.
Entre algunas de las características de estos hopitales caben señalar:
1- El paciente es el centro del sistema sanitario. Toda para y por paciente.
2- Asunción de resposabilidad de cada uno de los miembros del hospital ( médicos, enfermros, aux. enfermería, celadores, pinches de cocina....).
3- Excelente cominicación entre profesionales e interunidades.
4- Dada la alta responsabilidad de todos los trabajadores, tenemos una gran autonomía en nuestro desempeño pudiendo elegir y tomar decisiones en virtud de las necesidades y características de cada paciente/famila.
Cierto es, que gran parte de lo conseguido se lo debemos a los altos e intermedios cargos del hospital gracias a su gestión orientada tanto al cliente externo ( paciente/familia) como a sus clientes internos ( personal). Su alta capacidad de entrega y liderazgo nos ha llevado a una gestión horizontal y por supuesto a la consecución de un gran clima de trabajo.
Siento mucho por lo que estás pasando. Si desde aquí te podemos ayudar no dudes en ponerte en contacto con nosotros.
Hospital Nuestra Sra del Gran Consuelo. Avd. de la Utopía s/n. 007 España.